Mascarilla exfoliante facial hecha en casa

Si eres como yo, que disfruto de tener la cara suavecita, bien natural y saludable, esta eco-receta de mascarilla exfoliante facial hecha en casa ¡es para ti!

Mascarilla exfoliante de avena y miel

Creo que el otoño es una buena estación para dedicarle un poco de tiempo a tu piel que, debido a la intensidad del calor y la exposición a los rayos UV, ha sufrido un poquito en este último tiempo. Pero obvio que puedes aplicar esta mascarilla facial hecha en casa en cualquier momento del año, si, ¡el que prefieras!

En esta oportunidad te traigo una mascarilla hecha de avena y miel. Cómo prefiero que optes por lo que tienes en casa, puedes agregarle otros ingredientes, pero la base es de avena.

Ingredientes que necesito para hacer mi mascarilla exfoliante de avena

Mascarilla exfoliante facial de avena y miel hecha en casa
  • Harina de avena: 1 cucharada
  • Miel de abejas: 2 cucharadas
  • Jugo de limón: 2 cucharadas
  • Leche o yogur: si tienes piel seca, reemplaza las dos cucharadas de jugo de limón por 2 cucharadas de leche o yogur.

Pasos para hacer mi mascarilla exfoliante facial

Paso 1: prepara tu harina de avena

Si ya tienes tu avena molida y lista para usar, ¡genial!. Si, por otro lado, tienes en tu casa avena en copos, debes molerlos hasta conseguir un fino polvo. Esto lo puedes hacer utilizando un mortero o bien colocando la avena en la licuadora (o procesadora, o minipimer) y molerla. Procura que el electrodoméstico que utilices esté bien limpio antes de usarlo.

Paso 2: mezcla los ingredientes

Una vez que tienes lista tu harina de avena, mézclala con la miel y el jugo de limón o lo que quieras sumarle a la receta. La mezcla debe quedar homogénea, es decir bien mezcladita.

Paso 3: Aplica la mascarilla exfoliante de avena

Puedes colocar la mascarilla de avena y miel sobre el rostro y cuello. también, si tu piel no es muy sensible, la puedes aplicar sobre el escote. Lo mejor es aplicarla con movimientos circulares muy suaves. La idea es que no te lastimes la piel colocando la mascarilla exfoliante.

Paso 4: Deja Actuar la mascarilla de avena

Una vez que has cubierto toda la superficie con la mascarilla exfoliante, debes dejar actuar unos 10-15 min. Notarás que la mascarilla se va secando (¡y huele increíblemente!).

Paso 5: Enjuaga

Una vez pasados los 15 min enjuaga con agua tibia o fría. (no te recomiendo el agua caliente porque puede dañar tu piel con el excesivo calor). Puedes ayudarte con una toalla humedecida. Luego de este paso puedes aplicar la crema humectante para rostro que usas habitualmente.

Puedes utilizar esta mascarilla exfoliante facial hecha en casa 1 vez a la semana o cada 15 días, dependiendo de tu tipo de piel.

Beneficios de la avena para la piel

Beneficios de la avena
  • Desinflama y calma la piel: Las avenantramidas presentes en la avena poseen actividad anti-inflamatoria y anti-picazón.
  • Mejora la descamación y la sequedad de la piel gracias a su efecto humectante, lo que la hace una buena opción para tratar quemaduras solares, eczema, sarpullidos y piel seca.
  • Reduce la grasitud de la piel, disminuyendo la aparición de acné o puntos negros.
  • Tiene efecto antioxidante, mejorando la apariencia de la piel, el envejecimiento prematuro y la aparición de arrugas.

Con todo esto que te he contado, ¿vas a poder dejar de hacer esta increíble mascarilla facial? Prueba de hacerla, ¡es muy, muy simple!

Si te interesa complementar con un súper humectante bálsamo labial, te dejo el siguiente enlace, ¡no olvides compartir tu experiencia!

¡Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *