Tip #10: Usa y cultiva la esponja vegetal ecológica

La esponja vegetal, luffa, si la vamos a llamar por su verdadero nombre, se ha convertido en un básico en mi cocina. Esto me pasa porque constantemente (y muchas de las veces insistentemente, jajaja) estoy buscando alternativas ecológicas al plástico que usamos casi sin darnos cuenta. Por eso, para hacer un poco más conscientes nuestros hábitos, te invito a ser parte de este tip #10: Usa y cultiva la esponja vegetal ecológica.

Usa y cultiva la esponja vegetal ecológica
Tip #10: Usa y cultiva la esponja vegetal ecológica

Quizás, al leer este tip dirás “¡Qué difícil se pone esto, querida Franca!”. Bueno, déjame decirte que no es taaaaan así. No es necesario que uses la luffa cultivada de tu propia tierra, ¡obvio que la puedes comprar en tu casa de artículos orgánicos de confianza! peeeero (claro que hay un pero) si la plantas, la haces crecer y luego utilizas sus frutos, el placer y el orgullo es el triple, te diría.

Entonces, dependiendo de cuál sea tu forma de llegar a tener un hermoso citoesqueleto de luffa en tu baño o cocina, deberás seguir uno u otro árbol de decisión:

1) Quiero plantar mi luffa y obtener mi propia esponja vegetal

Para esto debes:

  • Comprar semillas de luffa en cualquier vivero.
  • Sembrar en primavera.
  • Cosechar en otoño los frutos de la luffa.
  • Preparar tu esponja vegetal pelando los frutos una vez secos y cortándolos en la medida que desees.
  • Usar tu esponja y guardar las semillas para volver a plantar si es necesario.

Si deseas saber en profundidad cómo sembrar, cosechar y preparar tus propias esponjas vegetales, visita este artículo.

2) Quiero comprar mi luffa ya lista y usar mi esponja vegetal ecológica sin más

Para esto debes:

  • Ir al comercio de artículos orgánicos y pedir una “esponja vegetal”.
  • Cortarla y usarla.

Paradójicamente, es más largo el título que las instrucciones para usar tu esponja vegetal.

¿Cuáles son los beneficios de usar la esponja vegetal ecológica?

Acá viene lo importante, usar una esponja ecológica tiene muchas ventajas:

  • Proviene de una planta, por lo que es 100% natural, no tiene en ella ningún componente sintético.
  • Al ser natural, se puede compostar (puede ser alimento de tus lombrices o ponerla en el compostador sin problemas) y es biodegradable.
  • Le ahorras al océano una pila de micropartículas de plásticos.
  • Si optaste por la opción 1) del árbol de decisión de más arriba, y tienes tu plantita de luffa, la esponja es gratisssss.
  • Puedes usar la esponja vegetal para tu piel ya que produce una exfoliación suave.
  • Es más duradera que la esponja sintética y no raya tu vajilla.
  • La planta es re linda y trepa un montón, y es ideal para tu balcón.

Te cuento un montón de cositas más sobre la luffa en este artículo, ¡Échale un vistazo!

Bueno, ¿has visto qué usar y cultivar la esponja vegetal ecológica no era tan complicado? Por eso te invito a que recorramos en compañía este tip y pruebes estas opciones que quizá no habías tenido en cuenta antes. Siempre que puedas reducir la cantidad de desechos (y en este caso de plástico que no puede ser reciclado), ¡hazlo! Verás que de a poco vas considerando y sumando más hábitos amigables con el medioambiente.

Si tienes alguna pregunta o algo que quieras expresar (¡ojalá que así sea!), ¡te leo en los comentarios!

¡Nos Vemos!

Califica el contenido: ¿Me ayudas con unas estrellitas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *