3 opciones para sacar las lombrices de tu compostera

¡Qué satisfacción provoca ver a las lombrices comerse todos los desechos orgánicos que les hemos puesto! Si al abrir tu vermicompostador observas que está casi lleno y quedan pocos restos sin digerir, ¡ya está! tus lombrices están listas para ser mudadas de compostador. Si has llegado a ese esperado momento, te van a súper servir estas 3 opciones para sacar las lombrices de tu compostera.

3 opciones para sacar las lombrices de tu compostera

Opción 1: Compostera ya lista o cajones apilables con agujeros.

Cuando compras una compostera que viene dividida en diferentes cajones es más simple. Aquí debes colocar el cajón del cual desees quitar las lombrices en la parte superior y colocar los restos frescos en el cajón de abajo. Así las lombrices bajarán solas a buscar alimentos y en el cajón de arriba solo quedará la tierra lista para retirar.

Si tienes cajones de plástico con agujeros haces exactamente lo mismo. Pones arriba el cajón del cual desees quitar las lombrices y abajo el cajón con los restos frescos. Las lombrices solitas migrarán para buscar comida.

Puedes mejorar la técnica dejando destapado el cajón de arriba, así utilizas la luz solar como repelente de las lombrices, que escaparás al contenedor de abajo.

Opción 2: Sacar las lombrices con una malla.

Esta es la opción que yo utilizo porque no tengo una compostera ya lista y utilizo los tachos de pintura para compostar. Para eso fui a la ferretería, compré una malla con agujeros lo suficientemente grandes como para las lombrices pasen y la corté de tal forma que quepa perfectamente en mi compostera. ¿Puedo usar una malla que tenga en mi casa? Absolutamente SÍ. ¿De qué material debe ser la malla? Del material que tengas (puede ser de metal, goma, plástico, pueden ser las de las bolsas de cebolla o papa). Yo no tenía una malla en casa, por lo que tuve que comprar, pero la idea es que utilices lo que tengas en tu casa y no compres al vicio.

Cuando tengas tu malla lista, la colocas sobre la tierra formada dentro de tu compostera y arriba de la malla colocas los restos frescos y por encima de todo, un cartón humedecido. Esto hará que las lombrices suban a buscar la comida y queden atrapadas, facilitando luego su extracción.

Opción 3: Sin utilizar mallas

Esta opción consiste en dejar el material fresco en una esquinita de nuestro compostador. Las lombrices migrarán solas al lugar dónde se encuentre la comida. Este método es efectivo pero más lento.

Estas opciones son todas efectivas, solo debes buscar la que se adapte más al contenedor que tengas y a los materiales que necesites para armar las trampas. Te dejo tres tips para mejorar la técnica:

  • Recuerda que no basta con hacerlo una sola vez, vas a necesitar hacerlo varias veces para asegurarte que no queden lombrices sin sacar.
  • Ten en cuenta que para que sea más efectiva la técnica, debes dejar de alimentar a tus lombrices por más de una semana, así cuando pongas la trampa acudirán más rápido.
  • Para mejorar incluso más esta técnica y obtener un humus finito, puedes, una vez empleada cualquiera de las técnicas anteriores, tamizar la tierra que ya esté lista y así, si queda alguna lombriz que no haya escapado a su nuevo hogar, la puedes identificar en el tamiz.

Verás que, si tienes la suficiente paciencia, es muy fácil emplear estas 3 opciones para sacar las lombrices de tu compostera y no perder tiempo sacando manualmente una por una (no terminarías más).

Si aún no te has iniciado en el proceso del compostaje con lombrices, aquí te dejo el artículo Compost con lombrices, ¿cómo hacerlo en casa?para que te pongas al día.

¡Nos Vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *