¿Cómo utilizar la tierra del compost?

Llega el momento que más estabas esperando. Durante meses has estado tirando todos tus desechos orgánicos en tu compostera hasta que ya no le entra ni una cáscara de banana. Has revuelto con ímpetu esa indescifrable masa mezcla de restos de verduras que usaste en tu sopa, las partes de las verduras que no usas en la ensalada, las cáscara de huevo y las hojitas que recolectaste en la calle. ¡Sí, llega el momento de sacar la tierra de la compostera!, pero… ¿Cómo se usa? En este artículo te enseño de una forma súper práctica cómo darte cuenta que se ha completado el proceso de compostaje y cómo utilizar la tierra del compost.

Usos del compost para plantar árboles

¡Ey!¿Ya está listo mi humus?

Sé paciente con el tiempo del compost.

Si, ya sé que estas con un poquito de ansiedad, pero bueno, esta es una de las preguntas que más fácil se responde pero quizá no es taaan fácil para darse cuenta. Ya aprendimos mucho del mundo del compostaje en los variadísimos artículos subidos al blog (si todavía no los leíste a todos, te dejo para que hagas click y te pongas al día). Y con todo esto que aprendimos podemos decir que tenemos que tener en cuenta cuatro características:

Tiempo de compostaje: esto lo puedes corroborar fácilmente teniendo en cuenta cuándo fue la última vez que pusiste materia orgánica. Deben pasar al menos 6 meses para que tengas un compost maduro. Para poder seguir produciendo compost puedes, al cabo de dos meses, colocar este compost semi maduro en una bolsa o recipiente para que termine de madurar allí y poder seguir usando tu compostera.

Características del compost: con solo mirar dentro de tu compostera, si no puedes distinguir los restos orgánicos que pusiste hace un tiempo, tu compost ya está listo.

Temperatura: Cando se está terminando el proceso de compostaje la temperatura del mismo empieza a descender. Es decir, tu compost debe tener baja temperatura para considerarse listo.

Humedad: Este es un dato bastante preciso, si agarras la tierra con la mano y la comprimes, no debe caer agua y también, debe quedar algo compacta. ¡Este es el punto justo!

¡Ahora sí! ¿Cómo utilizar mi compost?

Según la etapa que tu compost esté atravesando, pueden clasificarse en 4 tipos:

Compost Fresco
  • Compost fresco: Es el compost que ya ha pasado por un tiempo de descomposición pero aún se pueden ver ciertos restos no descompuestos. Se usa exclusivamente a nivel superficial , es un excelente fertilizante  y favorece la riqueza del suelo. Se aplica directamente sobre la tierra sin mezclar. Te puede servir en cultivos de acelga, pimientos, papa y melones.
Compost Maduro
  • Compost maduro: Es el compost que ha estado madurando por más de seis meses. Te vas a dar cuenta porque ya no reconoces los restos orgánicos y porque su color es marrón intenso y su olor es muy agradable. Conserva cierta humedad pero no la del compost más joven. Lo puedes utilizar en cualquier tipo de planta sin riesgos, y lo recomendable también es que lo eches por encima de la tierra que ya tienes en tu huerta o maceta.
Mantillo
  • Compost viejo: es el famoso MANTILLO, aquel que ya está en proceso de mineralización (pasados un año o dos). Este si se puede enterrar y alimenta directamente a los cultivos.

¡Pero que hermoso se ve ese compost, te felicito! Ya puedes comenzar a utilizar tu humus dónde quieras, teniendo la seguridad que va a estar bien empleado. ¿Tienes dudas? ¡Te leo!

¡Nos Vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *