¿Cómo cultivar tu esponja vegetal? Consejos y paso a paso para el mejor cultivo

La esponja vegetal, como su nombre lo indica, proviene de una planta. La ventaja sobre las esponjas sintéticas en relación al Medio Ambiente es que son biodegradables y compostables, por lo tanto la vuelven una opción 100% ecológica. En este post te voy a enseñar cómo cultivar tu planta de esponja vegetal en casa y obtener este noble producto totalmente gratis.

Esponjas vegetales en diferentes estados de  maduración y semillas de luffa
Cultivar la luffa desde las semillas es un proceso fácil, en Tips de Reciclaje te enseñamos cómo obtener estos frutos para convertirlos en esponjas de baño y cocina.

Pasos para sembrar y cultivar tu planta de esponja vegetal

Una vez que has decidido tener tu propia planta de luffa y así poder obtener tus esponjas vegetales gratis, debes seguir estos sencillos pasos para lograrlo.

1) Consigue las semillas de luffa

Semillas de luffa o esponja vegetal
Las semillas de luffa son de color oscuro y debes sembrar 3 semillas a 2 cm. de profundidad

Puedes hallar las semillas en viveros o almacenes especializados en venta de semillas para huerta o jardinería. Créeme, no son difíciles de conseguir.

2) Es el momento de sembrar la luffa y esperar que crezca tu planta

Planta de Esponja Vegetal de intenso color verde con una flor amarilla
La luffa es una trepadora de intenso color verde con flores amarillas

La luffa es una planta que puede crecer en tierra directamente (jardín) o en maceta en tu balcón o terraza. Es una planta perenne anual de la familia de las cucurbitáceas, como el melón, la sandía, la calabaza o el pepino. Al ser plantas grandes que crecen bastante, van a necesitar mucho espacio. Ten en cuenta esto a la hora de elegir el recipiente que utilizarás como maceta.

¿Cuándo sembrar tu esponja vegetal?

El tiempo de siembra es en primavera, y podrías, si todo sale bien, cosechar sus frutos (que servirán como esponja) en el otoño siguiente.

¿Cómo sembrar tu esponja vegetal?

Es recomendable, previo a sembrar, remojar las semillas 24 horas en agua sobre algodón para hidratarlas. Procura, además, que tu suelo tenga buen drenaje y que esté lo suficientemente húmedo. Debes sembrar 3 semillas a 2 cm. de profundidad, en la tierra de tu jardín o en una maceta. Su germinación es a los pocos días, pero suele ser de semanas en climas fríos.

 Es una planta que ama el verano y el clima templado, por eso es necesario que le dé sol. Ten en cuenta que son muy sensibles a las heladas, por lo que un clima frío podría dañar tu planta si no recibe los cuidados necesarios.  

Al crecer la planta verás que sus hojas son grandes, verdes, triangulares, con textura de papel y que raspan al tocarlas.

Es una planta trepadora, por lo que debes colocar algún palito o varilla para que se enganche y crezca. Pueden llegar a medir hasta 2 metros. ¡Y tiene hermosas flores amarillas!

3) Cosecha los frutos de la luffa

Citoesqueleto fibros de luffa madura
A la luffa madura la puedes pelar sin problemas y observar su red de fibras blanquecinas, que se convertirán en tu esponja vegetal

Cuando veas que los frutos son de color verde amarillento y miden 25 a 30 cm., es el momento de recolectarlos. Trata de hacerlo antes de que llegue el invierno, en marzo o abril (Estos meses son tenidos en cuenta para el cultivo de esponja vegetal en Argentina y el Cono Sur).

Ten en cuenta que las flores femeninas son las que dan los frutos, si tienes flores masculinas en el primer florecimiento, deberás esperar. Si tienes dudas para diferenciar las flores masculinas de las femeninas, te dejo esta foto y el artículo de donde la obtuve, que explica muy bien las diferencias.

Diferencias entre la flor masculina y la flor femenina de luffa
La primera flor (flor masculina) posee una especie de ramillete, mientras que la flor femenina es una sola y tiene un engrosamiento y un cambio de color en el tallo, este es el futuro fruto. ¿Puedes notarlo?

4) Prepara tu esponja vegetal

Esponja vegetal
Esponja vegetal lista para usar en tu baño o en tu cocina.

Una vez hayas cortado los frutos, debes dejarlos secar en un ambiente seco, ventilado y preferentemente lejos del sol. Luego de dos meses aproximadamente, podrás quitarles la cáscara y encontrarás dentro a tu esponja vegetal.

Guarda las semillas que te servirán para la próxima siembra o para regalarlas a alguien que quiera tener una luffa en su casa.

A la esponja vegetal puedes cortarla y hacer muchas mini esponjas vegetales para tener en la cocina y en el baño y ¡también pueden servir para hacer un lindo regalo ecofriendly!

Bonus: ¿Cómo cuidar mi planta de luffa?

La planta de luffa requiere de muy pocos cuidados especiales, aquí te los resumo:

  • Recuerda que la luffa es una enredadera, ponle tutores para que pueda crecer alto y ¡ser libre!
  • Necesita muuuuuucha luz solar, no la prives de este recurso, ¡por favor!
  • El riego es de 2-3 veces por semana, es una planta que no tolera la sequía.
  • Si hace frío, cubre las plantas para que no se congelen.
  • Quita el fruto de la luffa antes de la primera helada.
  • Abona tus plantas, lo mejor es hacerlo con compost. Aquí te enseño cómo hacer compost casero en tu balcón, ¡no te pierdas esta info!
  • Cuida a tu planta de luffa de las plagas, como los pulgones, mosca blanca, ácaros, minadores de hojas y gusanos del fruto. Si tu planta está regada y abonada y tu patio sin malezas, tendrás mucha más suerte de no toparte con ellos.

¿Y?¿Qué te ha parecido el artículo de cómo cultivar la esponja vegetal en casa? Si deseas saber más con respecto a las esponjas vegetales ecológicas, te invito a chusmear el artículo Esponja vegetal, la alternativa ecológica y a sumarte a esta iniciativa con el EcoReto número 10: Usa y cultiva tu esponja vegetal ecológica!

¡Nos Vemos!

Califica el contenido: ¿Me ayudas con unas estrellitas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *