¿Cómo empezar a usar pañales de tela?

¡Hola! ¿Eres un padre o madre interesado/a en el cuidado del medio ambiente? Si estas leyendo esto seguro que sí. En este artículo te voy a enseñar cómo empezar a usar pañales de tela con tu bebé y así disminuir el uso de plásticos no reciclables.

¿Cómo empezar a usar pañales de tela?

Los pañales de tela han ganado muchos fans en los últimos tiempos debido a las muchas ventajas por sobre los pañales desechables, sobre todo en relación a tres puntos importantes:

  • al costo menor de los pañales de tela
  • al menor impacto ambiental que generan
  • a los beneficios en la salud en la piel de los niños que los usan.

(Si quieres conocer un poco más sobre los beneficios para el medio ambiente de los pañales de tela, visita el artículo Pañales de tela ¿Opción ecológica?)

Pero, desgraciadamente, todo cambio está plagado de dudas que pueden desanimarnos a la hora de emprender un nuevo desafío, y más si el desafío más importante en este especial momento de tu vida es la nueva vida de la cual vas a ser enteramente responsable. ¡A no desesperar! Puede que ser responsables del acompañamiento de este nuevo ser sea difícil, pero, si lo vemos en perspectiva, el cambio de pañales desechables por los de tela pasa a ser algo totalmente sencillo de iniciar. Dicho esto, aquí van los tips para que se te facilite el proceso:

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir un pañal de tela?

Primero debes saber que hay muchas clases de pañales de tela y lo que puede funcionar para ti quizá no funcione para otras personas. Por lo tanto te sugiero que, en lo posible, tengas diferentes variedades.

Los pañales de tela están formados por dos partes, el cobertor (que vendría a ser como la antigua bombacha de goma) y el absorbente (que es lo que va a estar en contacto con el pis y la caca del bebé).

Teniendo en cuenta esto, podemos diferenciar algunos grupos:

  • Todo en uno (vienen juntos el cobertor y el absorbente)
  • Rellenables (vienen las dos partes separadas y puedes colocar mas absorbente)
  • Ajustables (el absorbente tiene la forma de bombacha directamente).

La mayoría de los pañales de tela vienen con un sistema de abrojo que te permite adaptar el tamaño, por lo tanto puedes reutilizar un mismo pañal en las diferentes etapas de crecimiento del bebé.

La mayoría de las blogueras que he consultado (especialistas en este tema) aconsejan empezar con poquitos pañales e ir comprando de a poco, según las necesidades de cada uno. La idea también con esto es ser medidos el consumo, y no comprar decenas si no las vas a usar. Incluso, si no puedes comprar varios de entrada, puedes alternar con pañales desechables un tiempo y luego pasar directamente a los de tela.

¿Cómo lavar los pañales de tela?

Lavar pañales de tela

En una publicación muy interesante que visité te aconsejan tener distintas ruinas para lavarlos:

  • Diaria: Junta todos los pañales que utiliza tu bebé a diario en un cubo lejos de fuentes de calor. Los puedes almacenar hasta tres días para evitar olores. Si algún pañal tiene restos, se los puedes quitar con agua (y que vaya directamente al inodoro) o puedes usar unos forros biodegradables (de gasa) que se ponen sobre el absorbente para que los desechos sólidos queden allí, y los puedas descartar fácilmente. Luego puedes lavarlos directamente en el lavarropas. No uses suavizante ya que daña las fibras del pañal.
  • Semanal: Dos veces a la semana lava sólo los pañales de tela en el lavarropas. Puedes hacer primero un ciclo corto con agua fría y luego un programa de lavado con agua tibia con jabón para lavarropas (el más neutro que encuentres). Luego ponelos a secar al sol que es el mejor aclarante.
  • Cada 3 meses: Lava mas en profundidad los pañales, con ciclos de lavado a más temperatura.

Si te interesa saber más, haz click en este artículo (es de dónde saqué la info y tiene muchos más datos).

En la actualidad existen muchas opciones y facilidades que en otros tiempos ni se imaginaban, este artículo es un pequeño resumen.

Si deseas obtener mas información acerca de los pañales, puedes visitar la página Culitos de tela, dónde podrás sacarte todas las dudas y aprender acerca de esta sostenible experiencia. Y si no, puedes dejar tu comentario o pregunta y, con gusto trataré de responder.

¡Nos Vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *